miércoles, 24 de diciembre de 2008

palacio consistorial


es parte de mi vida... una parte que no se olvidará...